miércoles, 19 de abril de 2017

WORKSHOPS A DISTANCIA: CINE Y PSICOLOGÍA








WORKSHOP A DISTANCIA: 

CINE Y PSICOLOGÍA





Durante todo el año se encuentra abierta la inscripción para los Workshops de artes a distancia del blog educativo Siete Artes, llevados a cabo en la plataforma virtual https://cursosarte17.milaulas.com

Nuestros Workshops están dirigidos a aficionados y amantes del cine, las letras, las artes y las comunicaciones. Para participar en ellos no es necesario tener experiencia en el rubro, ni grados académicos previos. 
Los workshops son una moderna propuesta para el aprendizaje, de modalidad intensiva en un día de duración y tenemos disponibilidad horaria para que puedas hacerlo compatibles con tu jornada laboral.



CINE Y PSICOLOGÍA:


EL CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO



Como ha ocurrido también con la literatura y la pintura, de la que también encontraremos frecuentes incursiones, hemos encontrado en el cine una feliz fuente de temas que han permitido reflexionar y profundizar sobre conceptos e ideas que provenientes del mundo de la psicología y de la filosofía no son fáciles de comprender. 

Uno de los teóricos que reflexionó sobre el funcionamiento de lo imaginario y lo onírico en el cine fue Edgar Morin (1921). Para éste y otros teóricos como él, el cine es mezcla de psicología y de lingüística, y adquiere sentido por la participación afectiva del espectador. El cine es percepción, comprensión, memoria y participación. Una película existe en la imaginación del director, el cual con soluciones técnicas crea unos estímulos reales que producen efectos ilusorios en el espectador, que reconstruye la película en su mente. El espectador, situado en un entorno determinado, reconoce y descifra lo que ve, disfruta con la historia y se identifica con los personajes. El espectador puede ser más o menos consciente, intuyendo grados de realidad y de ilusión. De este modo asume una distancia psicológica, y puede participar con pasividad o con una actitud crítica.
A partir de esta concepción, existe una corriente nacida en los años '70, donde los teóricos influenciados por el psicoanálisis tratan de exponer los mensajes ocultos en las películas, analizando sus elementos como síntomas o ausencias de un director considerado como un paciente. Después, comparan las películas con los hechos procedentes del inconsciente y de los sueños. El cine opera psíquicamente en un espacio imaginario, creando simulacros que satisfacen los deseos del autor y del espectador. Con el cine se quiere experimentar una realidad más allá de lo real, onírica, superponiendo percepción y representación. La mecánica del cine es la de los sueños.






POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL CINE COMO HERRAMIENTA PSICOLÓGICA?

El cine puede servir en muchas ocasiones como complemento terapéutico de gran efectividad, cumple una serie de características especiales que le dan un gran valor en terapia o como simple desarrollo personal.

Las resumimos a continuación:


Intensidad, en una película se deben resumir en minutos un gran número de historias, personajes, escenario y cronología. Esta fuerza con que se narran las historias es muy efectiva para sumergirse en la terapia y trabajar en uno mismo.
Duración, si incluimos series y cortos, podemos decir que la duración de una película se encuentra entre los 10 minutos y las 5 horas, siendo 90 minutos la duración media.
Una película dura lo que una sesión terapéutica larga, el tiempo necesario para transmitir las herramientas y recursos necesarios.
Aprendizaje, la mayoría de las películas funcionan como alegorías, en gran parte de la misma manera como lo hacen los cuentos, mitos, chistes, fábulas, sueños y que pueden ser utilizados en la terapia. El efecto cognitivo del cine de terapia se explica a través de recientes teorías del aprendizaje y la creatividad, que sugieren que tenemos siete “inteligencias”. Cuantas mas inteligencias utilicemos mas rapido aprenderemos ya que empleamos diferentes métodos de tratamiento de la información. Ver una película puede necesitar todas las inteligencias: la lógica (el argumento), la lingüística (diálogos), la visual-espacial (imágenes, colores, símbolos), el musical (sonidos y música), los interpersonales (cuentos), el cinestésicos ( movimiento), y el intra-psíquico (orientación interna).
La identificación con los personajes, el objetivo del director es paralelo al terapeuta, se convierte en el mismo que la filmoterapia, que público y paciente logren identificarse con los personajes y sentir los cambios, pensamientos y procesos que ellos están viviendo.
La atención, en un mundo de tanto impacto audiovisual, solemos prestar más atención y concentración a las imágenes. En ese aspecto tiene por tanto mas valor que un libro o audiolibro, incluso llegamos aprestar mas atención a series cortas que a películas medias.
El aspecto social, una película puede ser compartida, viendola con otras personas o hablando de ella posteriormente, de esta forma se multiplica su valor, se comparten las sensaciones que deja con otras personas, se discute sobre ella, se integra la terapia y se motiva a seguir trabajando en uno mismo.







Todos estos ingredientes convierten al audiovisual en una magnífica herramienta terapéutica y de coaching.

Cada vez que vemos una película o serie disfrutamos (muchas veces de manera inconsciente) de los maravillosos beneficios psicológicos del cine, ¿quién no ha quedado marcado por una película que le ayudó a cambiar su perspectiva vital? ¿O tiene presente siempre una escena que le ayudó a comprender partes de su vida? ¿O recuerda esa comedia que tanto le alivió en una época de crisis? Desde el punto de vista psicológico, vernos reflejados en un personaje o en una escena determinada es increíblemente útil para reflexionar y analizar nuestros mayores problemas o temores. Precisamente para aprovechar todos los beneficios psicológicos que ofrecen una serie o un largometraje surge la filmoterapia, una corriente  psicológica que aprovecha los beneficios del cine en pro de una recuperación psicológica.

Por último recordar que los beneficios de la filmoterapia, si bien se pueden ampliar (con grandes resultados) a nivel terapéutico son sin duda recursos “apto para todos públicos”,por que en el cine  siempre podremos encontrar una visión, una emoción o un reflexión nueva y maravillosa, o como decía Steve Martin en Gran Canyon (Lawrence Kasdan, 1991) “Eso es parte de tu problema, no has visto suficientes películas. Todos los enigmas de la vida se contestan en ellas.”


La potencialidad del cine como herramienta pedagógica no clásica, reside en que es un procedimiento visual, vinculado al ocio y entretenimiento, que nos es de ayuda no sólo para acercarnos a los valores que rigen las historias contenidas en las películas, sino también hacia un análisis particular de otras formas culturales de entender los procesos mentales, las construcciones del inconsciente y la realidad matizada según el tamiz con la que nuestros ojos la observen, perciban, interpreten. 

Su carácter lúdico contribuye a reencontrar los aspectos más entretenidos del mundo del conocimiento. Es un vehículo muy importante para la educación porque puede facilitar la discusión de profesionales en la materia y el aprendizaje a jóvenes estudiantes que encuentren, en la reproducción audiovisual que construye mundos alternativos de diversas naturalezas, un incentivo para explorar la simbología y los códigos propios del lenguaje de la psicología. 

CINE y PSICOLOGÍA como recurso didáctico permite aprovechar las experiencias del pasado, transmitir un conocimiento en construcción, hablar de la relación médico-paciente, conocer y fomentar habilidades para el trabajo en equipo, aprender a “empatizar” y combinar la formación técnica-científica con la humanística a fin de comprender el comportamiento del ser humano, en relación con el medio ambiente físico y social que lo rodea.




Destinatarios: Estudiantes o aficionados de cine, literatura, pintura, música y demás expresiones artísticas, comunicadores, escritores, creadores, realizadores e interesados en el conocimiento del arte y el pensamiento, con o sin experiencia previa en estudios sobre las diferentes ramas de los lenguajes artísticos que los cursos abordan.

Inicio de los Talleres: Primera semana de cada mes, desde Febrero a Diciembre, inclusive. Promociones y beneficios para estudiantes regulares de la UNLP y egresados de Bellas Artes y Periodismo.

Material extra: Podes adquirir el cuadernillo de Cine SIETE ARTES y la REVISTA DIGITAL de Cine mensual, ediciones de interés cultural destinadas a estudiantes, profesionales y aficionados del Arte. También podes consultar acerca de las COLECCIONES DE CINE DE AUTOR en MP3, ciclos de cursos y capacitaciones grabados en formato audio. 


Valor: 300$

Descuento para estudiantes y egresados de la UNLP

Más información en nuestras vías de contacto.
Conocé toda la oferta en Formación a Distancia que ofrece SIETE ARTES a través de los Workshops a Distancia 2017, accediendo a través del siguiente link:
http://sieteartescursos.blogspot.com.ar/
mail: cursos7artes@hotmail.com
whatsapp: 221-5669558

No hay comentarios:

Publicar un comentario